Main content

Los secretos de Angel, la fragancia emblemática de MUGLER

La primera fragancia creada por MUGLER y la primera estela “gourmand” en la historia de la perfumería, combinada con un frasco con una imposible forma de estrella y un vínculo único con las mujeres que la usan.
03 dic 2019

Angel es un icono que sigue inspirando a las mujeres de hoy en día. La fragancia rebosa de símbolos y esconde multitud de secretos. Para The Mag, MUGLER viaja a través del tiempo y desvela los secretos de su creación.



LOS ORÍGENES DE ANGEL

Angel es una creación única procedente de la imaginación ilimitada de MUGLER: desde el principio, el creador buscaba una fragancia inusual con un aroma original nunca antes visto ni olido. Para crear dicha fragancia, el nacimiento de Angel evoca el espacio infinito con símbolos celestiales y personajes legendarios. El líquido azul de la fragancia, el primero en la historia de la perfumería, evoca un cielo azul y se asocia a la libertad. La estrella ha sido el amuleto de la suerte y el emblema de la Maison MUGLER desde su creación. Se dice que los ángeles son los guardianes de las estrellas, símbolos que también forman parte del punto de partida de la historia de Angel y una nueva feminidad.

Angel




“Los ángeles son los mensajeros que conectan el cielo y la Tierra. Cada estrella tiene su ángel guardián, y cada mujer es un ángel”.

MONSIEUR MUGLER



LA INVENCIÓN DE UNA FAMILIA DE FRAGANCIAS: LA ESTELA “GOURMAND”

En 1992, Angel marcó un hito en la historia de la perfumería moderna. En un momento en el que las fragancias unisex y los buqués florales eran la norma, MUGLER rompió todas las convenciones y lideró el camino hacia otra forma de abundancia olfativa con la creación de Indulgence. Al principio, la originalidad de Angel Eau de Parfum se debía a la reinterpretación de una estela aromática oriental, que en otra época fue sinónimo de voluptuosidad, y aquí se rediseñaba con una faceta indulgente inspirada en el praliné. A continuación, la fortaleza de Angel resultó de la asociación de sus excesos, como la vainilla y el pachuli, que otorgaban a la fragancia una estela inimitable.

Angel



Tras 18 meses de trabajo, Angel reveló la estela de su fragancia: fresca, indulgente y voluptuosa. Monsieur Mugler redescubrió “la esencia femenina” al conmemorar la fragancia oriental que su madre solía ponerse.




“Angel no es una fragancia que sigue tendencias, sino que las crea”.

MONSIEUR MUGLER



EL FRUTO PROHIBIDO: RECUERDOS DE INFANCIA CON UN TOQUE DE GENIALIDAD


Tras oír a Monsieur Mugler hablar sobre los recuerdos de su infancia, el perfumista Olivier Cresp tuvo la idea de traducirlos en una fragancia. Pero, para poder recrear los dulces clásicos de las ferias, el perfumista necesitaba usar un método único: el compuesto de etil maltol. Se suele usar en la industria alimentaria para evocar el aroma del caramelo o el praliné, y le da el emblemático toque indulgente a la fragancia, femenina e inimitable.




“Angel es una fragancia profundamente sensual que prácticamente nos despierta el deseo de morder a la persona deseada o a quien la lleva”.

MONSIEUR MUGLER



LA ARTESANÍA TÉCNICA DEL FRASCO

La creación del frasco también fue un paso único en la historia de la perfumería. Monsieur Mugler lo diseñó y recurrió al talento de los maestros vidrieros de Verreries Brosse para crear una redistribución del cristal desde la base de la estrella hasta sus puntas. Se necesitaron dos años de trabajo y desarrollo técnico para llevar a cabo este revolucionario proceso de fabricación semiartesanal. Se creó especialmente un molde rotativo, que hacía que cada frasco fuera una obra tecnológica de artesanía.

Angel




UNA VISIÓN RESPETUOSA CON EL MEDIOAMBIENTE ANTES DE SU ÉPOCA


Desde su lanzamiento, el frasco hecho parcialmente a mano, la forma de estrella y la fragancia indulgente elaborada con los mejores ingredientes hacen que este perfume sea aún más preciado que la mayoría. Esta variante adoptó un enfoque poco convencional para su época. Para conservar sus preciados frascos y conseguir que sus perfumes fueran lo más accesibles posible, MUGLER diseñó frascos recargables en una fuente, que hoy se ha convertido en la MUGLER Fountain. Desde 1992, este servicio único ha permitido a los clientes recargar sus frascos de forma indefinida en lugar de tirarlos.

Sobre el mismo tema

MUGLER revela los secretos de sus icónicas fragancias y le invita a disfrutar de los desfiles entre bambalinas.

Mensaje de orientación
Para obtener la mejor experiencia, gire su dispositivo.

Powered by Powered By OneLink