La Fuente

Fuente MUGLER

AUDACIA Y TRADICIÓN

Desde 1992, la Fuente MUGLER ha reinventado la tradición de las fuentes de perfume surgida en el siglo XVIII. Los exquisitos frascos de perfume de las principales casas de perfumería, diseñados por los famosos grabadores de cristal, se rellenaban en aquel entonces con su fragancia original. Se trataba de un servicio especial para un círculo selecto que mostraba respeto por el esplendor de los frascos. Un verdadero lujo. La reina María Antonieta tenía su propia fuente de perfume personal. Ahora, los clientes de MUGLER más fieles pueden disfrutar de la Fuente MUGLER para emular esta mágica experiencia.

EL FRASCO ETERNO

La Fuente MUGLER, una vanguardista creación, permite a los clientes rellenar sus preciosos frascos directamente en los puntos de venta con una de las legendarias fragancias MUGLER para mujer, que se mantienen fieles al 100 % a las originales: Angel y Alien, Eau de Parfum.

Más allá de su enfoque de responsabilidad ecológica, el proceso de recarga procura además al mundo una nueva visión del lujo y el servicio. Este instante de eternidad se ve magnificado además con los consejos personalizados, la atención concedida a los clientes y el cuidado proporcionado a los frascos por los asesores. Tras disfrutar de este especial momento, los frascos se pulen para lucir perfectos.

Perfume de Thierry MUGLER - La Fuente - Angel Neon EDP

De media, gracias a la Fuente MUGLER*:

* Según estimación de Clarins Fragrance Group basándose en las cifras de ventas anuales de todo el mundo (teniendo en cuenta los días y las horas de apertura de los puntos de venta).

Perfume de Thierry MUGLER - La Fuente - Alien Neon

LUJO RESPONSABLE

La Fuente MUGLER y los frascos de recarga devuelven valor y preciosidad a los frascos de perfume. Recargable, eternamente hermoso... Nunca más querrá separarse de ellos. Este instante recupera el encanto de estilo MUGLER y nos recuerda otros proyectos emprendidos por la marca: la creación de Womanity, la primera fragancia responsable, el apoyo al proyecto de reforestación y protección de la biodiversidad con el colectivo Pur Projet en el norte de Perú, la elección de proveedores y contratistas que solo usan ingredientes responsables y sostenibles... Así es como la marca se compromete con el planeta. Con ella nace un nuevo tipo de lujo: el lujo responsable.

EL CLIENTE, EN EL CORAZÓN DEL RITUAL

Usted confía sus preciosos frascos al asesor, que se encarga de rellenarlos. Ante sus ojos, su preciado frasco recobra una nueva vida, recuperando el brillo que lucía cuando fue creado. Mediante este gesto, usted ahorra dinero a la vez que contribuye a una práctica responsable, simple y fácil de realizar.

Esa es la magia de su amada Fuente.

Perfume de Thierry Mugler - La Fuente - Alien Aura

EL ARTE DE LA RECARGA

La recarga de los frascos es un ritual refinado y preciso, mediante el cual usted alimenta su imaginación y respeta el medio ambiente. En los puntos de venta, el cliente observa cómo el asesor pone el frasco debajo del esbelto cartucho, protegiendo así la fragancia del aire y la luz, y luego coloca el anillo de bloqueo en su lugar. Ni una sola gota de la recarga se pierde, y el ritual se realiza en completo silencio.

Una nueva forma de disfrutar el lujo y proteger el planeta en un solo paso.

6 productos
COLECCIÓN




  • Eau de Parfum

    Más información Menos información >
  • Eau de Toilette

    Más información Menos información >
  • Eau de Parfum

    Más información Menos información >
  • Más información Menos información >
  • Eau de Toilette

    Más información Menos información >
  • Eau de Parfum

    Más información Menos información >
1 - 6 de 6

MUGLER ha revolucionado el universo de las fragancias con el frasco recargable de todas sus fragancias icónicas, incluidos todos los Eau de Parfum y todos los Eau de Toilette. Estas recargas económicas facilitan la reutilización de sus preciados frascos de Angel o Alien. El asombrosamente práctico frasco de recarga MUGLER es imprescindible para recargar sus frascos de fragancias y asegurarse de tener siempre a mano su perfume favorito.