Los secretos de Angel, el emblemático perfume de MUGLER

« "Angel alberga un sueño en su frasco" »
expresa Monsieur Mugler.
El primer perfume creado por MUGLER, la primera estela golosa de la historia de la perfumería, un intrincado frasco en forma de estrella, una relación única con las mujeres que lo llevan... Angel es un icono que continúa inspirando a la mujer actual. Su fragancia está llena de simbolismo y misterio. MUGLER viaja en el tiempo para desvelar a Le Mag los secretos de su fabricación.

El origen de Angel

Angel es una creación única fruto de la imaginación sin límites de MUGLER: desde los inicios, el creador buscaba una fragancia atípica, nunca antes vista ni sentida. Para crearla, la génesis de Angel utiliza espacios infinitos, símbolos celestiales y personajes míticos. Su néctar azul, el primero en la historia de la perfumería, evoca el azul del cielo, asociado a la libertad. La estrella es el amuleto de la suerte y el emblema de la Maison MUGLER desde su creación. Se dice que los ángeles son los guardianes de las estrellas. Esta simbología es el punto de partida de la historia de Angel y de una nueva feminidad.

El ángel es el mensajero que une cielo y tierra. Tras cada estrella hay un ángel de la guarda, y cada mujer es un ángel
Monsieur Mugler

La creación de una familia olfativa: la estela golosa

En 1992, Angel marcó un punto de inflexión en la historia de la perfumería moderna. En una época en la que abundaban las fragancias unisex y los buqués florales, MUGLER desafió los códigos abriendo paso a una nueva expresión de abundancia olfativa: la dulzura. La originalidad del Eau de Parfum Angel parte de la reinterpretación de una estela oriental que se convierte en sinónimo de voluptuosidad dotada de una faceta golosa inspirada en el praliné. La fuerza de Angel emana de la fusión de sus sobredosis (como la vainilla y, especialmente, el pachulí), que sella la fragancia con una estela inimitable.

Tras 18 meses de trabajo, Angel desvela su estela: fresca, golosa y voluptuosa. Monsieur Mugler redescubre "la esencia de la mujer" en memoria del perfume oriental que llevaba su madre.

Angel no es un perfume a la moda. Es el creador de su moda.
Monsieur Mugler

La fruta prohibida: de los recuerdos de la infancia a la genialidad

Al escuchar a Monsieur Mugler evocar los dulces recuerdos de su infancia, al perfumista Olivier Cresp se le ocurre plasmarlos en su perfume. Para reinterpretar los dulces característicos de las verbenas, utiliza un elemento inédito: la molécula de etilmaltol. Esta molécula, empleada habitualmente en la industria agroalimentaria para recrear el aroma del caramelo o el praliné, aporta a la fragancia su estela golosa: femenina e inimitable.

Angel es un perfume tan sensual que invita a saborear a la persona amada, a impregnarse de su esencia.
Monsieur Mugler

La proeza técnica: el frasco

Otro hito en la historia de la perfumería: la elaboración del frasco. Su creador y diseñador, Monsieur Mugler, confió en el talento de Verreries Brosse para conformar la distribución del vidrio desde la base hasta las puntas de la estrella. Este revolucionario proceso de fabricación semiartesanal supuso dos años de trabajo y desarrollo técnico. Un molde giratorio específicamente diseñado permitió hacer de cada frasco una proeza técnica.

Una visión ecorresponsable adelantada a su tiempo

Desde su lanzamiento, la nobleza de las materias primas en sobredosis y la fabricación semimanual del frasco estrella convierten a Angel en un perfume más preciado que cualquier otro. De esta diferencia surge una filosofía revolucionaria para la época: con el fin de conservar sus frascos-joya y poner Angel al alcance del mayor número de personas posible, MUGLER crea los frascos rellenables en la Fuente MUGLER, en la actualidad la MUGLER Fountain. Desde 1992, este servicio único permite rellenar los frascos hasta el infinito en lugar de tirarlos.

Más información acerca de Inspiración
ESTRELLAS MUGLER: Jourdan Dunn

ESTRELLAS MUGLER: Jourdan Dunn

Jourdan Dunn, la nueva encarnación del perfume femenino Alien, se presenta en una entrevista íntima con motivo de este primer encuentro.

Últimos artículos de Mag