Pachulí: La esencia de la sensualidad

El legendario pachulí y el perfume Angel

Un ingrediente legendario con una historia singular. La de una hoja que aúna el perfume y el carisma de una madera. La misma fuerza, el mismo poder, la misma intensidad en la hoja aterciopelada de un arbusto originario del sudeste asiático cuyas ramas se cortan tres veces al año para después dejarlas secar antes de la destilación. ¿El resultado? Un aceite esencial de un bonito color ambarino que deja una estela potente, envolvente y radiante... Despierta los sentidos, excita la curiosidad y ha ayudado a dar vida a una leyenda de la perfumería. Aunque única, esa sensualidad amaderada, oriental y tan característica admite múltiples acordes.

De manera instintiva, Thierry Mugler encuentra en este ingrediente noble y misterioso el sello distintivo del perfume estrella de la marca. En las regiones más recónditas de Indonesia y siguiendo los criterios de calidad más estrictos, se selecciona para Angel un pachulí excepcional cuya destilación permitirá conservar su quintaesencia más pura. El resto es cuestión de desmesura y armonía. Las de una extrema concentración de pachulí y una perfecta combinación con la vainilla. Al carácter ultrafemenino del primero se une la dulce ternura de la segunda.

Más información acerca de Inspiración
La nota golosa de Angel

La nota golosa de Angel

Monsieur Mugler concibió su primera fragancia tan envolvente y embriagadora como los caramelos y otros dulces de sus recuerdos de infancia; así nacía la nota golosa de Angel.

Últimos artículos de Mag