La amatista: una fuente de luz reparadora

Frasco de perfume Alien

Mineral primigenio y siempre único, la amatista es historia pura. En Brasil, India, México, África... Su brillo sedoso, sus reflejos violeta, a veces claros y otras veces más oscuros, y su extraordinaria resistencia la han convertido en un objeto eterno. Igual que la simbología y las leyendas que la rodean. El cristal de cuarzo invita a la serenidad y la moderación: en la mitología griega, protege a quien lo lleva de todos los excesos; en el antiguo Egipto, tiene un poder sanador; en Occidente, conmemora los 16 años de matrimonio, si bien su color sereno casa especialmente bien con el luto... La amatista crea también un clima propicio para la meditación y la elevación espiritual: en las fachadas de las catedrales construidas durante la Edad Media, las tonalidades púrpura siguen ocupando un lugar muy especial en las vidrieras. El equilibrio perfecto entre fuerza y sabiduría.

Alien abraza esta armonía, a la vez reparadora y luminosa, para transmitirla y amplificarla. Gracias a su delicada combinación de revelaciones florales, amaderadas y ambarinas, la fragancia calma, transporta e ilumina. Al igual que su frasco. Inspirado en una piedra preciosa facetada, este talismán sagrado está cargado de energía positiva.

Más información acerca de Inspiración
Pachulí: La esencia de la sensualidad

Pachulí: La esencia de la sensualidad

El legendario pachulí, que se identifica al instante por su carácter amaderado y oriental, es el ingrediente insignia de Angel, el que confiere a la fragancia su estela sensual y voluptuosa.

Últimos artículos de Mag