Entrevista a Casey Cadwallader

Natural de New Hampshire, el estadounidense Casey Cadwallader estudió arquitectura en la Universidad de Cornell antes de orientar su carrera hacia el diseño de moda a raíz de unas prácticas en Marc Jacobs. En sus 17 años de trayectoria ha ocupado puestos tan relevantes como el de director de moda femenina en Loewe, Narciso Rodriguez o, más recientemente, Acne Studios. En enero de 2018 fue nombrado director creativo de Moda MUGLER. Él mismo nos cuenta su visión y sus esperanzas en esta nueva etapa.

1/

¿Cuál es su visión de Mugler?

Mi objetivo es crear una nueva cultura en torno a la firma MUGLER, inspirada en un concepto multidisciplinar. Quiero que MUGLER se dirija a muchos tipos de mujeres distintas, de todas las edades, medidas y colores, y para cualquier momento del día. Quiero vestir a las personas que me inspiran, y al mismo tiempo hacer de la marca su fuente de inspiración.

También deseo volver al espíritu fundacional de MUGLER, porque Monsieur Mugler era un hombre realmente arriesgado y visionario que dio a luz un universo único y nada convencional, al margen de las tendencias y el sentido común. Sin embargo, la nueva marca MUGLER no debe valerse solo de la estética creada en el pasado por Monsieur Mugler, tiene que avanzar sobre la base de su extraordinario legado.

2/

¿Qué le inspira como director creativo?

Mi proceso empieza con el tejido, supongo que es el arquitecto que llevo dentro el que me dice que todo comienza con el material: me encanta ver y descubrir nuevos géneros, texturas y colores.

Además, me interesa mucho el arte, y espero poder trasladar esta afición a mi obra en MUGLER. Mi forma de entender el arte también es bastante sensual, ya que busco la textura, el color, la combinación de formas, o a veces me fijo sobre todo en el movimiento y las prestaciones. También adoro el interiorismo. Así que dejo que todas esas influencias me inunden, y luego trato de asimilarlas e integrarlas en el proceso creativo. Necesito alimentar el cerebro para dar lugar a nuevas creaciones.

3/

¿Qué valores defiende como diseñador y como ciudadano?
¿Qué papel aspira a tener en la sociedad actual?

Los valores por los que abogo como ser humano y como diseñador son la igualdad, la celebración de la diversidad, la individualidad y la defensa del medio ambiente.

He tenido una vida privilegiada en el sentido de que no tengo que afrontar y sobrellevar muchas dificultades, a diferencia de tantas comunidades, así que todo lo que puedo hacer es intentar entender otras perspectivas. Por eso la empatía es tan importante para mí. Todas las personas tienen una historia para contar que nosotros debemos escuchar.

Admiro las nuevas tecnologías que resuelven problemas medioambientales. Me quedé maravillado al instante con Tesla y sus coches a partir de energías limpias, con un diseño tan fantástico, moderno y tecnológicamente avanzado… ¡Incluso compré acciones cuando salieron! No las suficientes, por desgracia (risas). La cuestión del medio ambiente también tiene mucho peso en MUGLER, en los tejidos que empleamos, el tipo de fibras… Como marca, creo que tenemos la obligación de conocer la procedencia de nuestros tejidos. En cuanto a los cueros y las pieles, también confío en que las tecnologías lleguen a darnos opciones alternativas; yo no utilizo pieles, salvo la de cordero ya que no exige sacrificar a los animales únicamente con ese fin. No vamos a usar pieles de visón o zorro en ninguna de nuestras colecciones.

Quiero vestir a las personas que me inspiran, y al mismo tiempo hacer de la marca su fuente de inspiración.
4/

¿Cuál fue su primera interacción con la firma MUGLER?

Probablemente fueran los desfiles de MUGLER en la TV o el vídeo de "Too Funky" de George Michael. Crecí en una pequeña población de New Hampshire, así que la cadena MTV era mi canal para acceder al mundo real. Un desfile de MUGLER era un universo totalmente distinto al del lugar donde vivía; era algo tan emocionante que quería estar ahí.

Siempre me ha fascinado la ropa con una dimensión escultural y arquitectónica, de modo que siempre me ha cautivado la moda creada por MUGLER y otros diseñadores como Alaïa o Narciso.

5/

¿Qué siente respecto al legado de MUGLER?

Evidentemente, tener la posibilidad de acercarse a las 6.000 piezas de los archivos es muy conmovedor. Nunca falta la inspiración al explorar los archivos, y es algo tan poderoso e innegable que el hecho de poder estudiarlos es un auténtico lujo. Es muy interesante tener la oportunidad de ver cómo el creador trabajaba con las siluetas, los colores y los tejidos.

6/

¿Cuál es su mayor sueño?

Es la primera vez que ejerzo de director creativo, por lo que poder hacer realidad todos mis deseos en la plataforma MUGLER es magnífico. Quiero crear prendas de vestir para las mujeres que me inspiran. Poder verlas vestidas con ellas por la calle será conmovedor.

7/

¿Siempre quiso ser diseñador?

Siempre quise diseñar objetos, pero no necesariamente ropa.

Primero me interesaron mucho las piedras preciosas y llegué a trabajar en una joyería cerca de mi casa durante años, donde lo aprendí todo de ese mundo.

Después me sentí atraído por la identidad de las marcas, y quise diseñar coches (tuve la idea de diseñar mi propia marca automovilística con un logo, etcétera). Y después me enfoqué hacia los edificios, y estudié cinco años de arquitectura en Cornell. Un amigo trabajaba en Marc Jacobs y me habló de la posibilidad de hacer unas prácticas en la empresa, y poco a poco fue surgiendo. Para mí es todo más o menos lo mismo: se trata de crear y construir cosas con significado.

8/

¿Cuál es su principal adicción?

¡La música tecno! Dadme una pista de baile y no me moveré de ella en toda la noche (risas).

Más información acerca de Novedades
Dua Lipa se viste de MUGLER en la Sunrise Summer Party

Dua Lipa se viste de MUGLER en la Sunrise Summer Party

El viernes 29 de noviembre, Dua Lipa actuó en la Sunrise Summer Party, en la Isla Hamilton (Australia), vestida de la colección Resort 2020 de Mugler.

Últimos artículos de Mag