MUGLER,
un diseñador visionario

Monsieur MUGLER hace su primera aparición en la escena de la moda en 1973.

Un verdadero visionario, revoluciona el mundo de la moda imbuyendo todo lo que toca con una sensación de exceso, precisión y libertad que sigue siendo la esencia de la marca en la actualidad. Eliminando las fronteras entre realidad y fantasía, su imaginación y sus conocimientos son desbordantes.

Todo ello conforma la gran singularidad de la marca MUGLER.

Inspirada en el ballet, la arquitectura, la fotografía y el arte, la personalidad de MUGLER es única. Desde la genialidad de sus fragancias, que arranca en 1992 con Angel, hasta la artesanía y creatividad de su diseñador, Casey Cadwallader, que captura la esencia de MUGLER a la perfección, MUGLER continúa avanzando en su arriesgada senda hacia el futuro, unida en torno a la moda y las fragancias.

Fusionando dualidades, el mundo MUGLER bajo la dirección creativa de Casey Cadwallader es un laboratorio para el cambio. Gracias al espíritu transformador del fundador de la casa, MUGLER representa un enfoque innovador y vanguardista de la moda a través del prisma de la cultura.

Un elocuente intercambio de moda y fragancias con las disciplinas del arte, el diseño industrial, la arquitectura y la tecnología da forma al vocabulario de la casa, del mismo modo que estas disciplinas influyen en nuestra experiencia humana colectiva a diario. MUGLER explorará una visión progresiva y diversa de la feminidad, reconociendo la realidad dinámica de nuestra vida cotidiana y la ropa que necesitamos para ensalzarla. Al ampliar la oferta a un completo vestuario para el día, la silueta MUGLER evoluciona para permitir la libertad y el poder a través de una nueva comodidad y fluidez. La innovación unirá la más vanguardista I+D con la "tecnología antigua", con el entendimiento de las artes manuales tradicionales, que se plasmará en creaciones nuevas y contemporáneas.

Se utilizarán elementos de la cultura underground y el humor para subvertir los códigos de la "alta costura" parisina, democratizando la idea de moda como plataforma para la transformación personal y la individualidad.

MUGLER,
un perfumista visionario

En el mundo de la perfumería, MUGLER es el creador de fragancias de vanguardia con poderes altamente adictivos.

Abriendo caminos por los que nadie se había atrevido a aventurarse, cultivando lo excepcional con un sentido único de lo escandaloso, las fragancias MUGLER no tienen parangón y se identifican instantáneamente como Angel y Alien. Estas creaciones destacan por una indulgencia de notas poderosas y en contraste, ingeniosamente dosificadas para lograr un equilibrio perfecto. Estas cautivadoras fragancias encierran en su interior una perfecta alquimia de los mejores ingredientes naturales que se combinan con notas sintéticas de alta tecnología seleccionadas por su creatividad pionera. La armonía de estas notas está orquestada con el ingenioso dominio de la exquisita experiencia olfativa y el deseo de crear algo completamente nuevo. La armonía MUGLER nace de unos contrastes brillantemente orquestados y dosificados. Un proceso creativo posible gracias al tiempo concedido a la creación. Así es como surge la primera fragancia oriental golosa en la historia de la perfumería: Angel, una fragancia pura e indulgente que transforma a la mujer

Cada fragancia revela nuevas facetas de su personalidad. Un perfume radiante, Alien revela a la diosa que toda mujer alberga en su interior. A*Men personifica el héroe masculino contemporáneo que todo hombre aspira a ser.

La armonía de MUGLER surge de sus contrastes.

LOS PERFUMISTAS MUGLER

Artistas por derecho propio, reconocidos por sus conocimientos técnicos, estos talentosos perfumistas son una parte vital del proceso creativo.

Deben comprender la visión olfativa y compartir la pasión de la marca por las fragancias únicas e innovadoras que se deleitan en el contraste. En sinergia con el equipo de expertos de MUGLER, se esfuerzan por inventar e innovar para crear sorpresa y estimular el interés.

Su obsesión por la perfección y los ingredientes preciosos guían sus creaciones de "Alta perfumería".

Un nombre,
un frasco emblemático,
una fragancia,
una historia

Son muchas las estrellas en la galaxia MUGLER, y cada una de ellas ha contribuido a renovar el mundo del perfume: Angel, Alien y A*Men son todas ellas creaciones únicas.

Nada queda al azar. Uniendo los sueños con la realidad, cada perfume MUGLER presenta su propia narrativa diferenciada que conecta todos los elementos, su nombre, fragancia, color y frasco, de una manera que agita nuestra imaginación.

Cada frasco MUGLER está esculpido con su propia historia y refleja el carácter único de la fragancia que contiene. Ya sea el frasco con la estrella esculpida como un diamante de Angel, el frasco talismán inspirado en la amatista de Alien, o el masculino frasco de A*Men, todos ellos son pioneros cuyo extraordinario diseño y compleja fabricación han sacudido el universo y los códigos de la perfumería. Para regocijo de los aficionados a las fragancias MUGLER, estas gemas están destinadas a ser atesoradas para la eternidad: como un milagro, pueden rellenarse en la Fuente MUGLER, una "fuente de perfume" exclusiva de la marca. Concebidos para ser usados con sentido común, estos frascos son mucho más que simples objetos, poseen una función ecológica y económica.